domingo, 20 de noviembre de 2016

Vamos, que nos vamos...!!!


Hay que verla...!!!

El lobo de Wall Street está basada en hechos reales. DiCaprio consiguió una nominación al Oscar a mejor actor por su papel protagonista como hombre de negocios dando vida a Jordan Belfort, que en la vida real estaba al mando de la compañía Stratton Oakmont. A través de esta empresa, estafó millones de dólares a sus clientes. Greene se encontraba en el Consejo de Administración y también parece tener su lugar en la cinta. La empresa fue cerrada en 1995 y Belfort, condenado a cuatro años de prisión, de los que no cumplió ni la mitad. Ahora se dedica a dar charlas de motivación.