miércoles, 14 de septiembre de 2016

Gracias...

Gracias espejo hermoso por todo lo que aprendí de tí...
Aquí y ahora bendigo tu camino y agradezco la energía compartida: traducida en recuerdos, sonrisas, encuentros y desencuentros.
Tu camino y el mío se entrelazaron por un tiempo. Y ese tiempo ha terminado.
Agradezco tu dulzura, la belleza de los momentos juntos y los suelto, con amor, con respeto, honrando tu destino y el mío.
Gracias por tu entrega y gracias por tu decisión.
Gracias por la magia, por el intento, por la luz y la sombra.
Ahora yo tomo otro camino, y tú también lo haces.
Honro lo que te espera, y pido a tu corazón que honre lo que me espera a mí.
Soltando nuestras manos, aquí y ahora abro mis brazos para el futuro, ofrendando todo lo vivido contigo.
Recordando siempre, que el amor no acaba, que somos parte de un mismo Universo, y una sola Unidad.
Te suelto, con amor y confianza perfecta.

Hecho está.
Hecho está.
Hecho está.