martes, 28 de mayo de 2013

Si quieres cambiar...

Si quieres cambiar los frutos, tendrás que modificar primero las raíces. Si quieres cambiar lo visible, antes deberás transformar lo invisible...