jueves, 4 de abril de 2013

Triste, tristisimo...!!!

Lo triste tristisimo es que tanto el gobierno como a la oposición les preocupa la imputación de la Infanta para la marca España. Si, ese va a ser el problema, de la corrupción de los políticos, que hayan publicado que en el 2012 España ha sido un país de blanqueo de dinero y todo lo que aparece reseñado, eso parece que no importa. Mientras sigan estos parásitos de políticos en general iremos a peor.