viernes, 28 de septiembre de 2012

A veces no se cura...

Lo malo es que "esta puede no curarse en toda una vida"