lunes, 18 de junio de 2012

... Se olvida fácil



En los días antiguos, en el karate, no había explicaciones
solo tenías que seguir al Sensei en silencio.
No se podía hacer preguntas.
Uno siempre estaba preguntandose el "porque" de cada cosa y de todo.
De esta forma era que cada uno debía entender todo por si mismo.
Experimentándolo con su propio cuerpo.
Esa era la vieja escuela.
Lo que antiguamente podía tomar diez años para entenderlo,
actualmente se pude aprender en tres años.
Pero, lo que se aprende fácil...........se olvida fácil.