jueves, 8 de marzo de 2012

Es bonito dar las gracias...



Gracias, por haberme mirado,
por haberme querido
cuando yo no lo hacía,
gracias, por haberme escuchado,

escuchar una pena
que era tan solo mía.
Gracias, por enseñar tu sonrisa
y esperar que la mía
la siguiera sin prisa.
Por no juzgar mis acciones,
y respetar mis razones,
por ayudarme en momentos
que no encontraba valores.
Gracias, por estar conmigo
en los rayos de sol y en la tristeza
por andar mí camino
sin importarte mis piedras.
Gracias por tus palabras, 
gracias por tus silencios,
gracias por tu aura
gracias por tu tiempo.

rosita.
pensamientos...

Otra entrada de la misma autora publicada en este blog que por supuesto recomiendo...