martes, 9 de agosto de 2011

El equilibrio de la contradicción...



La contradicción es la sal del pensamiento
(Proverbio francés)
- Me gusta la frivolidad, pero soy profunda
- Me gusta ser sincera, pero miento constantemente
- Me gusta el capitalismo, pero no las clases sociales
- Me gusta la familia, pero me desespera la mía
- Me gusta la comida sana, pero como mal a diario
- Me gusta la comunicación, pero no me gusta hablar por teléfono
- Me gusta la lectura, pero no leo cualquier cosa
- Me gusta mi casa, pero me quiero cambiar a otra
- Me gusta viajar, pero odio los aeropuertos
- Me gusta trabajar, pero odio tener que hacerlo
- Me gusta la política, pero no creo en los políticos
- Me gusta beber, pero odio tener resaca
- Me gusta fumar, pero no me gusta seguir haciéndolo
- Me gusta mi ciudad, pero la odio continuamente
- Me gusta la homosexualidad, pero no a quien presume de tener amigos homosexuales
- Me gusta la legalidad, pero pirateo cd’s
- Me gusta la sensatez, pero soy totalmente irracional
- Me gusta el invierno, pero odio pasar frío
- Me gusta el verano, pero odio pasar calor
- Me gusta ser excéntrica, pero soy muy normal
- Me gusta vivir, pero odio este mundo injusto
- Me gustan los animales, pero odio a los insectos
- Me gustan las rebajas, pero no me gusta rebajarme
- Me gusta estar informada, pero odio las noticias
- Me gusta la puntualidad, pero siempre llego tarde
- Me gusta querer, pero odio a muchas personas
- Me gusta que me perdonen, pero yo no sé perdonar
- Me gusta ser buena persona, pero he hecho mucho daño
- Me gusta el orden, pero necesito el caos
- Me gusta la revolución, pero odio a Fidel Castro
- Me gusta la tolerancia, pero soy muy intransigente
- Me gusta ser independiente, pero dependo de muchas cosas
- Me gusta la intimidad, pero escribo en una revista del corazón
- Me gustan las verdades, pero a veces prefiero que me mientan…