jueves, 25 de agosto de 2011

Cuestión de peso...

Y es que el corazón se nota de verdad...