sábado, 17 de julio de 2010

La señal de señales...!



La importancia del transcurso de las circunstancias, el desarrollo del entorno, el propio día a día, el desenlace o el devenir de cada persona, sean favorables o desafortunadas, no radica en buscar un culpable sino en buscar soluciones.

De nada sirve llorar porque un mosquito vuele, sabes???.

Y que algo no menos importante es el entorno. A veces tanto puede ayudar como colaborar a estropearlo del todo.

Existe un termino que es llamado distancia terapéutica... que no es otra cosa que el que sabe deje de saber, sea pareja, terapeuta, pareja, amigo o lo que sea.

Que lo que tú desees es lo que realmente importa y es importante.

Que insisto y que prefiero reiterarme, "Las palabras curan" y eso es una verdad como un castillo.

La señal es que no hay una señal, sino muchas señales...!

Pero de lo único que no nos podemos olvidar es de aquella que hemos escogido, nos indica dónde queremos ir y es la que nos muestra en realidad que se puede hacer en cada momento respetando el resto de la señales.

Con las noticias adversas o no deseadas creo que lo mejor es encajarlas y seguir el camino con normalidad y en lo que yo resumiría con una frase: "Cambiar para que nada cambie".

En ese momento es cuando tú decides como quieres verlo.

Lo peor que creo que podemos hacer antes estas noticias adversas o no deseadas es catalogarlas, clasificarlas y valorarlas bajo un estado anímico que no es el óptimo porque puede que hagamos lo que nunca hubiésemos querido, ni deseado, hacer en esta vida. El arrepentimiento y el -"Si hubiera..."- en algunas decisiones muy importantes no tienen marcha atrás... Sólo más lamento créeme.

Y que siempre te haré caso y haré lo que haga falta, estaré donde tu digas, a la hora que sea, aunque lo que escuche no me guste, sabes como soy y como respiro...!

No te olvides nunca que te quiero. Por mucho que llueva, al final siempre escampa y además ... huele rico!!!! Y como en el anuncio, que además es verdad, cuanto peor es el malo más nos gusta la peli.

Max