martes, 6 de abril de 2010

Un año... de muchos

Bueno ya paso la semana santa, la cual por cierto la he pasado plácidamente no haciendo casi nada o lo que es lo mismo haciendo algo que ya es mucho. A lo que iba hace unos pocos días este blog cumplió su primer año.



Lo que empezó como una afición, sin darme cuenta, se ha convertido en una terapia muy positiva para expresar con libertad lo que vivo,  siento, reflexiono  y  opino. Es mi desahogo, mi pequeña válvula de escape virtual que  ha pasado a formar parte de mí y de la filosofía en la que creo: - “Para ser feliz hay que compartir” y a la que añadiría la premisa que para “poder superar y superarse hay que comunicarse”.

Creo que, desde su comienzo, ambos hemos evolucionado  y en el transcurso de este año  no le he faltado, al blog, ni un solo mes a nuestras citas. A día de hoy albergamos 142 entradas algunas de ellas, por cierto, con gran participación.

En este tiempo he adquirido una mayor conciencia y he conseguido organizar más y  mejor mis ideas.

Por otro lado,  no menos importante,   gracias al mismo blog he conocido a personas  muy interesantes de todas  partes del mundo y afortunadamente he recuperado  a otras, espero no perderos a ninguno.

En resumidas cuentas espero y deseo "más y mejor"  y por supuesto seguir evolucionando.  Reinventarme para  seguir dando pasos al frente y poder hacer realidad todos mis objetivos tanto personales como profesionales, compartir todo  aquello que desde mi punto de vista es interesante o considero objeto de reflexión; todo esto , por supuesto, sin prisa pero sin pausa.

Estoy afortunadamente  en un momento que, a pesar de toda la que cae, nada me agobia excesivamente.
Lo que tenga que pasar pasará y obedezco a lo que realmente puedo hacer en cada momento o, con sinceridad,  me apetece o no hacer.

No quiero dejar de recalcar que  
me interesan las opiniones de todo el mundo, independientemente que las comparta o no, las respeto. Me gustaría que en este próximo  año la mayoría de vuestras opiniones   fueran públicas y, aunque me conformo  que como mínimo sean  anónimas, que sean y con ellas, constructivas o no,  poder seguir creciendo y mejorando como persona.

Gracias a todos y por supuesto abrazos y besos a tod@s.