jueves, 22 de abril de 2010

Naturaleza Humana, Miedo...

La peste se dirigía a Damasco y pasó velozmente junto a la tienda del jefe de una caravana en el desierto.

"¿A dónde vas tan deprisa?", le preguntó el jefe.

"A Damasco. Pienso cobrarme un millar de vidas"

De regreso de Damasco, la Peste pasó de nuevo junto a la caravana. Entonces le dijo el jefe: "¡Ya sé que te has cobrado 50.000 vidas, no el millar que me habías dicho!.

"No", le respondió la Peste. "Yo sólo me he cobrado mil vidas. El resto se las ha llevado el Miedo!.

Anthony de Mello.


El factor miedo multiplica los resultados negativos, nos paraliza, nos bloquea y nos carga de ansiedad, nos hace estar nerviosos, en realidad nos fragmenta no pudiendo pensar al unísono. En esta situación la tendencia es desviar la atención cuando estamos bajo su efecto. Aplazamos decisiones con la inevitable consecuencia que su solución llegue a ser un problema al estar esta fuera de plazo o en definitiva que ya no tenga salida. Hacemos que lo que suceda se convierta en algo doloroso por no afrontarlo en su justo momento. Modifica nuestro comportamiento para mal cuando, en realidad, lo aconsejable seria afrontarlo y ponerle nombre y apellidos.

Habría que observar de que manera nos justificamos o nos indultamos y como cuartada esgrimimos "Miedo".

Max

4 comentarios:

  1. La única manera de vencer el miedo es luchando contra el,afrontar eso que tanto tememos porque aunque quieras huir del miedo,el miedo siempre estará ahí,y tarde o temprano saldrá en tu busca.
    No es nada fácil,y no solo nos podemos encontrar con uno solo,pueden a ver muchos mas,pero si vamos acumulando esos miedos, al final no seremos dueños de nosotros mismos.
    Se trata del miedo o tu.
    Prefiero luchar con todas las armas posibles que tenga,que sentirme atrapada o esclava de esos miedos,que lo unico que hacen es no dejar que avances.
    La gran mayoria de nuestros miedos es parte de nuestra imaginación.
    Aun me cueste prefiero combatirlo, se que le venceré y mi satisfacción y mi libertad sera mi mejor regalo.

    Bsos

    ResponderEliminar
  2. Parece que hay miedo hasta de opinar o decir algo del miedo...

    ResponderEliminar
  3. El miedo como siempre nos incomoda y revuelve, nos cuesta reconocer que lo tenemos, pues entre otras cosas entendemos que es un signo de debilidad, es preferible mirar a otro sitio y dejar nuestra atención para otras cosas, aunque por culpa de el estemos paralizados en otras facetas de nuestra vida y no podamos avanzar.

    ResponderEliminar
  4. Que cierto es...y cuanta gente ahí así,sin hacer nada,para remediarlo.

    ResponderEliminar