lunes, 19 de abril de 2010

Sin escucha...

Sin escucha no hay palabra.

Ángel Gabilondo.


Breve, conciso y tremendamente real, si escucha no existe nada de nada, después no vale lamentarse.

Max