viernes, 9 de abril de 2010

Buscar en lugar equivocado






Un vecino encontró a Nasruddin cuando éste andaba buscando algo de rodillas.


"¿Qué andas buscando, Mullah?"

"Mi llave. La he perdido".

Y arrodillados los dos, se pusieron a buscar la llave perdida. Al cabo de un rato dijo el vecino:

"¿Donde la perdiste?".

"En casa".

"¡Santo Dios! Y entonces, ¿por qué la buscas aquí?".

"Porque aquí hay más luz".


El Canto del Pájaro.

¿De qué vale buscar si no sabes donde lo perdiste o eres tú el que en realidad está perdid@?.

Es un síntoma generalizado, que nos pasa a todos  y que  vemos con toda normalidad.  Buscamos en el sitio equivocado y lo que es peor,  muchas veces no sabemos lo que hemos perdido o, si lo sabemos, desconocemos en que momento lo perdimos.

Con frecuencia  nos pasa que perdemos información por el mero hecho de no escuchar lo que nos dicen, perdemos las llaves, la cartera y lo que es peor a personas  en el camino. Muchas de estas veces, y centrándome en  las personas,  no somos capaces de situar la causa de estas perdidas. Desde mi punto de vista me choca que aunque nos auditemos sobre nuestras relaciones preferimos  olvidar y buscar en el sitio equivocado y me incluyo, por el mero hecho que es más fácil  buscar ahí “porque hay  más luz”, a buscar como mantener y desarrollar la forma que estas personas no se pierdan.

Olvidamos  dónde hemos dejado el coche en el parking, dónde hemos quedado para tomar café o a qué hora….  Nos perdemos y olvidamos pero  no siempre en el parking de las grandes superficies, en el lugar dónde tomar a café o en la hora a la que habíamos quedado…Si no somos capaces de tomar conciencia de  ese programa que llevamos instalado en nuestra cabecita y no lo depuramos nos llevará inexorablemente a muchas perdidas a lo largo de nuestra vida.  En la mayoría de los casos esto  sucede por no estar conectados con el presente, envolviéndonos en un  estado de ausencia interior que deriva en la  automatización del “porque hay más luz” ,y  por lo que pagamos o pagaremos una factura bastante elevada con el nombre estandarizado de Olvido o Pérdida . 

Max