jueves, 18 de marzo de 2010

Naturaleza Humana, visión real...

Un joven ciego de nacimiento se enamoro de una muchacha. Todo iba estupendamente, hasta que un amigo le dijo que la muchacha no era precisamente una belleza. Y en aquel instante perdió todo interés por ella !Que Absurdo! La había estado "viendo" perfectamente ¡El ciego era su amigo!.

Que pena que vivamos tanto por medio de terceras personas ignorando lo que sentimos y lo que nos hacen sentir...