jueves, 7 de enero de 2010

Papá, cuéntame un cuento

Esta noche, como de costumbre, uno de mis hijos me pide un cuento. Hoy Pol ya duerme. Laia lo reclama.




Le pregunto '¿qué es lo que tanto te gusta de los cuentos?'

Laia responde... 'Que, cuando me los cuentas, me hablas bajito y me miras a los ojos, y cuando acabas me das un beso'.
Me ha roto. Necesito compartirlo.


¿A quién, niño o adulto no le gusta que le hablen con ternura, le miren a los ojos, le hablen bajito y se despidan con un beso? 


No hace falta tener seis años. El que tiene más de  seis años, todavía los sigue teniendo.


Esto lo he leído y considerado que es digno de ser compartido, esto te devuelve a la realidad de disponer del poder hacerlo y valorarlo, a encontrarte en la disposición de que aunque quieras no lo puedas realizar...

En fin se me va la cabeza... Max