jueves, 7 de enero de 2010

Papá, cuéntame un cuento

Esta noche, como de costumbre, uno de mis hijos me pide un cuento. Hoy Pol ya duerme. Laia lo reclama.




Le pregunto '¿qué es lo que tanto te gusta de los cuentos?'

Laia responde... 'Que, cuando me los cuentas, me hablas bajito y me miras a los ojos, y cuando acabas me das un beso'.
Me ha roto. Necesito compartirlo.


¿A quién, niño o adulto no le gusta que le hablen con ternura, le miren a los ojos, le hablen bajito y se despidan con un beso? 


No hace falta tener seis años. El que tiene más de  seis años, todavía los sigue teniendo.


Esto lo he leído y considerado que es digno de ser compartido, esto te devuelve a la realidad de disponer del poder hacerlo y valorarlo, a encontrarte en la disposición de que aunque quieras no lo puedas realizar...

En fin se me va la cabeza... Max

4 comentarios:

  1. Quizás no sea la sensación de volver a ser niño la que nos haga anhelar la carencia al escuchar y sentir las frases que transcribes, incluida la reflexión de los dos últimos párrafos.

    Es posible , tal vez, sea la añoranza o el deseo en nuestras primeras vivencias la que nos esté jugando una “mala pasada” ( en el contexto , “mala pasada” no tiene una connotación negativa ) al querer sentir la protección de la voz bajita casi susurrante de la persona que amas , sin condiciones. El abrazo, sin roce, de su presencia a tu lado que te proporciona un sueño plácido, entre la narración cálida de su presencia;al mismo tiempo se proyecta el reflejo claro y profundo de su mirada que no puede esconderse al observarte , porque tienes las llaves de la puerta de su alma …..

    Lo que si se, es que hay personas que la nostalgia dulce o triste de estas letras las han escondido en una caja por reparo, por miedo o por la inseguridad, que si las vuelven a dejan volver a fluir, pueden no encontrarlas o no ser correspondidas . Puede , es solo una sugerencia , si las olvidan , si las encierran dejarán olvidado un sentimiento que no tiene ni tiempo , ni edad ….


    Con sinceridad , quiero el susurro o el silencio de un cuento al dormir reflejandome en una mirada que muestre el alma.

    ResponderEliminar
  2. Con sinceridad , quiero seguir sinetiendo el susurro o el silencio de un cuento al dormir reflejandome en una mirada que muestre el alma

    ResponderEliminar
  3. Quiero que mirandome a los ojos me hablen susurrandome con ternura
    Y asi recordar esos momentos de mi niñez
    momentos dulces, en los que segun me contaban el cuento me sentia princesa en mi castillo, custodiada por un dragòn
    esperando al princpe azul.
    Soy mayor, adulta, pero sigo teniendo sueños de niña.
    Todos deberiamos alimentar ese niño que
    llevamos dentro sin temor, sin esconder el sentimiento de lo agradable que es que te cuenten un cuento y te hagan soñar, te despidan con un beso y te arropen con un
    abrazo.
    !No quiero crecer!

    ResponderEliminar
  4. Me quiero casar contigo

    ResponderEliminar