sábado, 9 de enero de 2010

Max de Alejandro Jodorowsky


¿Podría explicarlo?

Piensa que la necesidad de curación se produce por falta de conciencia.

La enfermedad consiste en que hemos cortado las uniones del mundo.

La enfermedad es falta de belleza, y la belleza es unión.

La enfermedad es falta de conciencia, y la conciencia es unión con uno mismo y con el universo.

¿Cuál cree que es la verdadera finalidad del lenguaje?

¿Cómo interpretarlo y hacerlo útil?

El lenguaje es ante todo una actividad del cuerpo, se corresponde con la naturaleza del sistema nervioso. Desde mi punto de vista, debemos ser capaces de producir un lenguaje bello y poético. Un lenguaje sano. Las enfermedades mentales, como las enfermedades corporales, se reflejan en la manera de hablar. Hay palabras dementes, enfermas, tuberculosas o cancerosas; palabras que no son naturales sino violentas y criminales. La enfermedad y el lenguaje insano se retroalimentan y resultan destructivos.

A través del lenguaje, además, nos transmitimos enfermedades y accedemos a niveles de conciencia inferiores. Los niveles de conciencia del lenguaje coinciden con los del ser humano. De la misma manera que el cuerpo humano ha ido mutando, el habla también. Si estancamos nuestro lenguaje, usamos una forma y un contenido que ya no nos corresponde. Si empleamos un vocabulario enfermo que no es el nuestro, nos va mimando poco a poco.

El único lenguaje que nos sube de nivel de conciencia es el lenguaje sublime:

el del arte y la poesía.

¿Qué deberíamos cambiar de nuestro lenguaje para cambiar nosotros?

'Nunca' por 'muy pocas veces'
'Siempre' por 'a menudo'
'Ladrón' por 'alguien que se apoderó de algo ajeno'
'Infinito' por 'extensión desconocida'
'Eterno' por 'fin impensable'
'Eres mi maestro' por 'me enseñas a aprender de mí mismo'
'Quiero hacer' por 'estoy haciendo cosas inútiles'
'Quiero ser' por 'me desprecio'
'Dame' por 'permite que yo tome'
'Imítame' por 'no te respeto'
'Mi mujer' por 'el ser con el que comparto mi vida'
'Mi obra' por 'lo que he recibido'
'Así eres' por 'así te percibo'
'Lo mío' por 'lo que ahora tengo'
'Morir' por 'cambiar de forma'.

Felicidad es estar cada día menos angustiado
Decisión es estar cada día menos confuso
Valentía es ser cada día menos cobarde
Inteligencia es ser cada vez menos tonto.

'Comienzo' por 'continuación de'
'Hermoso día' por 'hoy me siento bien'
'Fracasar' por 'cambiar de actividad'
'Yo sé' por 'yo creo'
'Soy culpable' por 'soy responsable'

No podemos alcanzar la verdad, pero podemos aproximarnos a ella a través de la belleza.

En el lenguaje no hay verdad. La belleza es lo que los iniciados llaman

‘el resplandor de la verdad’.

Es lo máximo a lo que puede llegar el ser humano.

Gratitud, respeto y admiración por la creación de Alejandro J.


Hay que hacerlo o intentarlo...


Max