domingo, 17 de enero de 2010

Dejarse en paz

Cuenta un cuento chino:


Un hombre caminaba lentamente bajo una intensa lluvia.


Un transeúnte apresurado y protegido con un paraguas lo ve, se detiene ante él y le pregunta:


- ¿Por qué no caminas más aprisa?
- También llueve delante - contestó el hombre.