lunes, 21 de diciembre de 2009

Vivir despacio

No tengo prisa. ¿Prisa de qué?

No tiene prisa el sol y la luna: están seguros.

Tener prisa es creer que la gente pasa delante de las piernas,o que, dando un brinco, salta por encima de la sombra.

No; no sé tener prisa.

Si extiendo el brazo, llego exactamente a donde mi brazo llega, ni un centímetro más allá.

Toco sólo donde toco, no donde pienso.

Sólo me puedo sentar donde estoy.

Y esto hace reír como todas las verdades absolutamente verdaderas, pero lo que hace reír seriamente es que nosotros pensamos siempre en otra cosa, y vivimos ociosos de nuestra realidad.

Y estamos siempre fuera de ella porque estamos aquí.

Fernando António Nogueira Pessoa

http://es.wikipedia.org/wiki/Fernando_Pessoa