martes, 12 de mayo de 2009

Primera parte!



De unas cuantas:

Pero no de muchas, contare un cuento que ha llegado a mi manos a través de Internet, por parte de una amigo y que creo que no estará de mas compartir, pero a decir verdad no es muy escueto. Así que por lo tanto lo segmentare. Bajo mi punto de vista merece la pena invertir en leerlo, así que yo le daría una oportunidad:

Hubo una vez una isla donde habitaban todas las emociones y todos los sentimientos humanos que existen. Convivían, por supuesto, el Temor, la Sabiduría, el Amor, la Angustia, la Envidia, el Odio.... Todos estaban allí. A pesar de los roces naturales de la convivencia, la vida era sumamente tranquila e incluso previsible. A veces la Rutina hacía que el Aburrimiento se quedara dormido, o el impulso armaba algún que otro escandalo, pero muchas veces la Constancia y la Conveniencia lograban aquietar el Descontento.

Un día, inesperadamente para todos los habitantes de la isla, el Conocimiento convocó una reunión. Cuando la Distracción se dio por enterada y la Pereza llegó al lugar del encuentro, todos estuvieron presentes.

Entonces, el Conocimiento dijo:

- Tengo una mala noticia que darles:

"La isla se hunde.

(...) Seguiré....!

Por cierto aquellos que recibís directamente cualquier cosa que me da por compartir inmediatamente, os digo que verlo directamente en el Blog, la composición gana bastante, al margen de que se me pueden haber colado alguna que otra falta de ortografía y en el Blog puede estar subsanada, así que os pido disculpas por esas posibles faltas y ya de paso os invito a que lo leáis directamente en la pagina donde salen publicadas.

Un saludo a tod@s,

Max